LA DIFÍCIL RELACIÓN DE DIANA DE GALES CON LA CORONA

La realeza británica jamás volvió a ser la misma desde la llegada de Diana de Gales a la casa real, su juventud desenfrenada y su cercanía con la gente la convirtió en una de las favoritas del pueblo británico, además que la princesa siempre estuvo comprometida con ayudar a las personas más necesitadas. A primera vista, esto no pareciera ser malo, de hecho, esto podría haber ayudado a aumentar la popularidad de toda la familia real.

Sin embargo, muchas son las veces que se escucha que la reina y ella no se llevaban bien. En parte es cierto, lo que no significa que siempre haya sido así. Diana creció muy cerca de la familia real, de hecho la reina la sostuvo en sus brazos cuando era apenas un bebé.

GRANDES MOMENTOS DE LA VIDA DE DIANA DE GALES

Quizás por ello fue que al principio de su relación con el príncipe Carlos, la reina lo tomó de la mejor manera posible y se sentía realmente contenta por el posible matrimonio entre su hijo y la que más tarde seria princesa del Reino Unido.

Sin embargo, al pasar los años la relación se fue deteriorando hasta llegar al punto de que diana se convirtiera en una persona no tan grata para la corona, llegando incluso a ser considerada una amenaza para la realeza por algunos.

No sólo su código de vestimenta, ya que usaba vestidos muy diferentes a lo que se permitía. Los diseños más populares que vistió en vida, destacan por ser piezas cortas por encima de la rodilla y bastante ceñidos al cuerpo.

La cercanía con la gante, al punto de ser bautizada como “la princesa del pueblo“, también era algo que no se acostumbraba. Uno de los episodios más emblemáticos de esto fue cuando se hizo publica una fotografía suya estrechando la mano a una persona con VIH, algo totalmente inaudito para la época.

Otro punto emblemático en su rebeldía con las normas de la casa real, fue en diciembre de 1985 cuando con 24 años de edad se encontraba en la fiesta de Navidad de Friends of Covent Garden Diana hizo lo que cualquier persona de esa edad haría en una fiesta: Bailar. De un momento a otro la princesa apareció en el centro del salon, acompañada de el bailarín Wayne Sleep para danzar al ritmo de Uptown Girl dew Billy Joel.

¿QUIEN FUE DIANA DE GALES? 

Asimismo, los escándalos no son bien vistos nunca en el palacio. Para esto no ha excepciones, ni siquiera si son producto de alguna enfermedad o condición psicológica, así que no es sorpresa que se ocultara durante bastante tiempo los problemas de la princesa con la bulimia y la depresión, esta ultima producto de su difícil infancia.

Son muchos los misterios que aun hoy en día rodean la vida de la princesa Diana de Gales, especialmente sobre su relación con el palacio. Sin embargo es innegable el impacto que su figura tuvo en el pueblo británico, al punto de que al momento de su trágica e inesperada muerte se utilizó el protocolo funerario que se tenía planificado para la reina madre.

 

 

Comentarios

comentarios