TODO LO QUE DEBES SABER DEL EJERCICIO Y LAS HORMONAS

 

-.  Anna Masciarelli

@AnnaMasciarelli

Entrenadora – Gimnasio 398

 

Es sabido que posteriormente a un entrenamiento se experimenta una sensación de bienestar. Esto se debe a la segregación de una serie de hormonas, fundamentales no solo en el buen vivir, sino en el mantenimiento de un estado óptimo de salud.

Te puede interesar: 
 PLANES DE ENTRENAMIENTO PARA LAS MUJERES

Entre las hormonas que mencionamos tenemos:

  • Serotonina: Es una sustancia que influye en nuestro estado de ánimo, la cual nos facilita esa sensación de calma, ayuda a conciliar estados de sueño, y los niveles de ansiedad (consabidos como uno de los factores que influyen en la ingesta desmedida de alimentos)
  • Dopamina: Es una hormona vinculada a las adicciones, y nos da una sensación de placer posterior al entrenamiento, que desencadena el deseo de repetir nuestras sesiones. Esto nos aleja de saciar deseos en fuentes como alimentación desmedida, azucares, tabaco, licores u otras sustancias que generen un placer de calma y desahogo.
  • Endorfinas: Son las hormonas que nos proporcionan felicidad, alegría y euforia; las cuales controlan el stress, reducen la sensación de dolor y ansiedad.
  • Cortisol Es una hormona que se produce consecuencia a cualquier estimulo que el cuerpo lea como amenaza. Su función es promover el impulso energético, y dejarnos en un estado de alerta. Entre otras funciones promueve la liberación de glucosa en la sangre, alterando el sistema de generación y consumo de energía en el cuerpo. Esta liberación de glucosa inhibe la función de ser las grasas las principales proveedoras de energía en el ejercicio y funciones vitales. Mantener los niveles de cortisol alto genera un incentivo a ser consumida la masa muscular como fuente de energía, así como a no caer en estado profundos de sueños (que son los momentos de los procesos reparadores a nivel celular, y de construcción de masa muscular).

El stress diario y exceso de problemas influye en nuestro cuerpo. Igualmente, estudios señalan que el mismo ejercicio produce una elevación temporal del cortisol, necesario para afrontar lo que una sesión de entrenamiento.

Aunque esta hormona regresa a su estado normal poco después de finalizado el entrenamiento, estudios como “The Internet Journal of Allied Health Sciences and Practice” reporta que el ejercicio aeróbico parece tener el mayor efecto en la reducción de niveles de cortisol.

Igualmente, otro estudio realizado por la University of Utah School of Medicine, la combinación de una caminata con ejercicios de respiración consciente puede ayudar a bajar aún más tus niveles de cortisol. Mantener a regulado esta hormona permite tener reparaciones más profundas, y no alterar nuestros sistemas de consumo de grasa como fuente primaria, que a la larga es lo que nos asegura mantener más en control nuestro peso.

De todo lo dicho anteriormente, lo que si podemos concluir es que el ejercicio es una excelente herramienta para liberar las hormonas beneficiosas para mantener nuestras salud física, mantener en nivel aquellas cuyo desbalance puede acarrearnos problemas, y balancear nuestro estado mental a través del tiempo.

Te puede interesar: 
▪UN WORK OUT POR INTERVALOS

Comentarios

comentarios