Manual de uso: el Lipstick Rosado

El rosado es uno de los colores más femeninos del círculo cromático, esta variación del rojo siempre es asociada con el romanticismo, la dulzura y la sensibilidad, por eso es uno de los tonos constantes en las líneas de labiales del mundo. Aquí te presentaremos una guía para que sepas elegir el tono de rosa que va mejor con tu piel según su intensidad.

Baby pinks para personas con súbtonos fríos: Como estos tonos de rosa tienen un montón de pigmento blanco, que son más adecuados para pieles muy claras este rosado es ideal para las que quieren canalizar un look de los años 60.

Baby pinks para personas con súbtonos cálidos: es fundamental elegir los que tienen base en amarillo para crear un look armonioso en las pieles intermedias u olivadas.

Rose pinks para personas con súbtonos fríos: el tono ideal para looks más naturales, es cuestión de buscar el que se parezca más al color de tus labios.

Rose pinks para personas con súbtonos cálidos: de los claros es el que más favorece a los integrantes de este grupo, su denominación alude a las flores, máxima expresión de delicadeza.

La versatilidad del rosado va más allá de los tonos suaves, una gama de colores más atrevidos pertenecen al repertorio de este color, más intensos y protagónicos, estos tonos están listos para destacar, la clave de su uso está en buscar.

Neon Pinks: el más escandaloso de todos, con una intensidad simulando las luces fluorescentes, es una tonalidad que no pasa desapercibida, añorando los extravagantes años 80.

Fucsia: este grado de rosado ha obtenido tanta popularidad que ha logrado ser considerado como un color en toda su independencia posible, ideal para los tonos de piel más oscuros, aunque las más pálidas también pueden apoyarse en lo estridente de este tono.

Comentarios

comentarios