Manual de uso: el Lipstick Rojo

El rojo es uno de los colores más pasionales y expresivos en el mundo, utilizar rojo en los labios es una elección milenaria, la versatilidad de su uso lo convierte en uno de los colores más usado en el universo de los labiales. En esta guía te presentamos las diferentes denominaciones de este color y cual es más favorecedor según el color de tu piel.

Rojos cálidos: estos rojos que van más hacia el anaranjado se ven perfectos en pieles cálidas, oliva, las que tienen un toque de amarillo. Al elegir este color es importante ver el contraste con el tono de los dientes ya que resalta los tonos más amarillentos.

Rojos azulados: aunque se asocia que este tono es exclusivo para pieles con súbtonos fríos lo cierto es que este tono también puede favorecer a las pieles más bronceadas, uno de los más favorecedores para las sonrisas ya que hace que los dientes se vean más blancos.

Rojos Neutros: los más clásicos y sofisticados de este grupo, Fuertes e intensos al no tener súbtonos se adapta a cualquier color de piel.

Rojos Rosados: es la categoría menos intensa de los rojos, contiene un poco de pigmento blanco lo que baja la potencia a este color, es perfecto para el día porque al no tener tanto dramatismo no se ve recargado durante estas horas, es el perfecto primer labial rojo para quienes se sienten temerosas de usar este tono.

Rojos oscuros: es importante no confundirlos con los borgoña o vinotinto, ya que aunque coquetea con el lado oscuro sigue siendo un color primario.

Comentarios

comentarios