¿UNA COMPETENCIA? PREPARA TU CUERPO, APRENDE A ALIMENTARTE

 

.- Por: Jean Carlos González Lucena

@TuNutricionista

Nutricionista – Gimnasio 398

Ya no podemos recuperar los días gastados en el sofá, pero prepararnos para algunas competencias en pocas semanas es posible. Para eso es importante buscar asesoría profesional ya que esas cosas que hace tu amigo que tiene años corriendo no siempre serán ideales para ti, cada organismo es único y por lo tanto cada meta y planificación es diferente.

Debes saber que cada actividad produce un gasto de energía diferente, lo cual puede ayudarte a lograr metas de peso o porcentaje de grasa. La ciencia nos dice que una reducción en el peso y grasa corporal produce una mejora en el tiempo por economía de carrera y que perderás peso siempre que el total de calorías gastadas sea mayor a las consumidas. Existen muchos gadgets y apps que te permitirán calcular tu consumo y gasto calórico.

Correr distancias largas a diario permitirá mejorar nuestra resistencia, pero un buen tiempo no depende solo de resistencia, es necesario entrenar la potencia para lograr una mayor velocidad. La fuerza máxima para no perder el ritmo en subidas, la flexibilidad y estabilidad para permitir un buen desempeño del músculo, una mecánica de carrera correcta y disminuir el riesgo de aparición de lesiones.

Aunque escuchemos que el vecino perdió 4 Kg en un día, la ciencia nos dice que solo es posible perder cerca de 1 Kg de grasa por semana, todo adicional comprometerá nuestra masa muscular. La intensidad y duración del entrenamiento nos puede facilitar el logro de nuestra meta pero no podemos entrenar como Mo Farah si estamos empezando, ni ir al ritmo de la abuela si ya tenemos tiempo en esto, a menos que seas nieto de Madonna Buder “The Iron Nun”.

¿CÓMO DEBERÍA ALIMENTARME?

Cada día tendrá su particularidad, así como, no será igual mi alimentación para mantener mi peso o reducirlo.

gimnasio-398-jeancarlos

Además de las comidas, un gran problema para el corredor es la hidratación, un organismo deshidratado no realizará el trabajo o recuperación óptimamente. En general debes consumir de 2 a 3 litros de agua u otros líquidos al día más la cantidad perdida en el entrenamiento por el sudor. En días de entrenamiento intenso o de larga duración (más de 90 minutos) podemos incluir bebidas deportivas (tipo Gatorade) o preparaciones caseras similares que contengan un 6% de carbohidratos de fácil absorción (60 gramos por litro) y así cubrir nuestro gasto calórico de forma parcial si deseamos disminuir el peso, o total  si deseamos mantener o aumentar de peso.

dieta-entrenamiento

Comentarios

comentarios