5 TIPS PARA CUIDAR A TUS PEQUEÑOS DEL SOL

El viaje a la playa es la primera opción para las vacaciones, e incluso pasear a la piscina; y en esto la exposición al sol es inevitable; y cuando se tienen niños pequeños se deben tener en cuenta algunos cuidados que van más allá de los acostumbrados por los adultos; y es que su piel es mucho más sensible y requiere un poco más de atención para evitar insolación, fiebre e incluso que tu hijo no pueda dormir. Es por eso que te traemos algunos tips para que en estos viajes rápidos el pequeño de la casa pueda jugar sin problemas.

Te puede interesar:
Así es como puedes limpiar tu rostro de impurezas luego de los días libres

1. No lo expongas tantas horas

Debes contar cuantas horas vas a permitir que tu pequeño este en el agua o jugando expuesto al sol, y este límite no debe pasar de las 6 horas. Puedes dejar que juegue en la sombra o entretenerlo comiendo, para que así existan intervalos entre la sombra y el sol, además recuerda que entre las doce del mediodía y las dos de la tarde el sol esta en su máxima expresión, por lo que no es mala idea no exponerlo por ese período.

 

2. Colócale una camisa

Ponerle una camisa en tela de franela o algún material fresco puede ayudarlo mucho a proteger su espalda, su pecho y sus hombros de los rayos UV. Recuerda que debes buscar colores claros para evitar que le de calor, aunque si es bueno que en un tiempo reciba un poco de sol, esto debe ser después de las 4 de la tarde.

 

3. Las gorras son importantes

Su cabeza también es importante, y como padres deben saber que el cuero cabelludo de los niños, sobre todo los que tienen menos de tres años, es mucho más sensible que el resto. Es por eso que debes procurar ponerle algún sombrero o gorra que lo ayude a proteger esta parte de su cuerpo para evitar dolores de cabeza por el sol e insolación.

 

4. Hidrátalo

Las cremas hidratantes y el agua son tus perfectos aliados en este paso. No olvides que al igual que ti,  el sol deshidrata a tus pequeño, así que es importante que te tomes algunos momentos del día para recordarle que debe hidratarse.

5. Protector solar

Este es el paso más importante y el que siempre debes tener presente, pues el protector solar es la clave para evitar, junto a los consejos anteriores, que tu pequeño se vea gravemente afectado por los rayos UV. Para esto L’Oréal ha sacado al mercado su propuesta para proteger a los más pequeños de la casa de los rayos del sol con el Solar Expertise Kids.

Este producto tiene una protección de factor 60, además de que es resistente al agua y la arena, no posee olor ni color para no afectar o causar reacciones alérgicas a los niños y además es de textura visible, lo que ayuda a los padres a reconocer cuando el protector se ha desgastado. Recuerda que para la mejor protección debes retocar el bloqueador por lo menos una vez cada hora; sobre todo si la exposición es por varios días.

Te puede interesar:
Capital Soleil de Vichy: un protector ideal para las madres coquetas

Comentarios

comentarios